Pasillo de honor

Tirando a pata sin enchufes,
siguiendo luces y cambiando cambios de sentido,
tirando abajo los stops y todo lo prohibido,
decidido así que aporta o aparta del camino,
contra mi o conmigo,
no quise atajos, no quise fajos,
no quise en frío, pocos dieces, poco ruido,
muchas nueces pero hecho con brío,
no pude hacerlo perfecto, sí sincero
y así con todo, sencillo,
pocos pájaros pero con alas grandes,
pies en el suelo pero dando pasos de gigante,
fui otro muerto de hambre en defensa propia,
que no vivía en la inopia, que no vivía del aire,
yo tiro a pulso, con remolque, si no me conocen
fui el que no supo de “imposibles” y al final lo hizo.
gota a gota hasta que sude la última del grifo,
dando golpes en la arena hasta que toque en cofre.

A mí no me digas que no puedo,
yo, que por poder rompí la pared del miedo,
la que separaba “puedo” y “quiero”,
Dejé de cumplir años, no de cumplir sueños,
que el sueño no se duerma x4

Sé que algún día que hallaré
la cochera donde están los trenes que perdí,
y pintaré con letras grandes que  no los perdí,
ni es que quisiera perderlos; no me quise subir x2

Rompiendo moldes, siendo humilde,
quitando el mal de altura al despedirme,
vengo de un lugar donde el éxito está
bajo sospecha y voy con la barbilla alta, vista al frente y paso firme,
que hablen de mí no por mí,
lo que digo lo mantengo y solo tengo muchas cosas que decir
y no es un decir, es un hacer, querer subir, saber caer.
Caí en la cuenta de que nadie va salvar tu culo,
no suelto prenda ni las riendas de vida, ¡ay!…
Pobre de ti si no quieres salir de lo seguro,
otro elefante encadenado de Jorge Bucay,
yo me salí de toda zona de confort sin riesgo
no me acomodo y de mi vida soy gobernador,
yo sólo sé que no se nada y tengo más preguntas
pero por cada por qué  me sale un “por qué no”

A mí no me digas que no puedo
Yo, que por poder rompí la pared del miedo,
La que separaba puedo y quiero,
Dejé de cumplir años, no de cumplir sueños,
Que el sueño no se duerma x4

A mí no me digas que no puedo.
Que el sueño no se duerma x4

Sé que algún día que hallaré
la cochera donde están los trenes que perdí,
y pintaré con letras grandes que yo no los perdí,
ni es que quisiera perderlos, no me quise subir, x2

Menú