Caza de pañuelos

“No sabes quién soy”, “no sabes lo que te pierdes”,
“ya verás mañana”, “seguro te arrepientes”,
“que yo tengo a quien quiera y se mueren por verme”,
“pero que quede entre nosotros, a nadie se lo cuentes”,

¿Qué parte de no, qué parte de no es la que nunca entienden?
¿La ENE o la O? ¿Qué parte de no es la que nunca entienden?

Pero ellos van, van, van a, a la caza van,
van, van detrás de ti, como un trofeo sí,
van, van, van a, a la caza van,
van, van detrás de ti de tu pañuelo…

“Mira como viste, seguro que lo busca”,
“pero si no se resiste, seguro que le gusta”,
“si ella no quería, ¿por qué no lo denuncia?”,
“lo pediría a gritos, de quién será la culpa…”

¿Qué parte de no, qué parte de no es la que nunca entienden?
¿La ENE o la O? ¿Qué parte de no es la que nunca entienden?

Pero ellos van, van, van a, a la caza van,
van, van detrás de ti, como un trofeo sí,
van, van, van a, a la caza van,
van, van detrás de ti de tu pañuelo…

Pero ellos salen a la caza de placer,
no saben de qué trata tratar bien a la mujer,
abuso de poder y del empoderamiento
desde el mismo momento en que vinimos a nacer,
tanto por cambiar y queda tanto por hacer,
por hacernos mirar y aún queda más por aprender,
que las primeras muestras deben nacer de nosotros
y ante todo respeto, tanto mutuo como propio.

¿Qué parte de no, qué parte de no es la que nunca entienden?
¿La ENE o la O? ¿Qué parte de no es la que nunca entienden?

“Que quede entre nosotros, a nadie se lo cuentes”.

Menú